Si le pregunta al padre de un conductor adolescente cuál es su peor pesadilla, su respuesta probablemente será escuchar la noticia de que su hijo ha estado involucrado en un accidente automovilístico serio y ha resultado lesionado. Desafortunadamente, este ocurre a diario en todo el país. De conformidad con las estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), más de 2,400 adolescentes perecieron en accidentes automovilísticos en el 2016, mientras que más de 290,000 recibieron tratamiento por lesiones sufridas en accidentes automovilísticos. Esto quiere decir que seis adolescentes de entre 16 y 19 años murieron diariamente debido a accidentes de vehículos de motor y cientos más resultaron lesionados.

Accidentes de Conductores Adolescentes: Los 7 Errores Principales que Cometen los Conductores Principiantes

Es imposible para un padre evitar que su hijo se ponga al volante de un carro. En Massachusetts, los adolescentes de tan sólo 16 años pueden solicitar un permiso de aprendizaje en el Registro de Vehículos de Motor. A los 16 años y medio, y luego de completar un curso de educación para conductores, un adolescente resulta elegible para una licencia de conductor juvenil. Si bien es cierto que los padres no pueden evitar que sus hijos operen un vehículo de motor, hay ciertas cosas que los jóvenes pueden hacer para evitar convertirse en número en las estadísticas:

1. Conducir a Exceso de Velocidad

Conducir a exceso de velocidad es uno de los errores más grandes que los adolescentes pueden cometer al volante. A menudo, a los conductores principiantes se les dificulta discernir precisamente lo rápido que están yendo. En algunos casos, el joven conductor piensa que está conduciendo al límite de velocidad, pero se da cuenta (con frecuencia después de haber sido detenido) que se estaba desplazando considerablemente más rápido. Adicionalmente, es más difícil para los conductores principiantes, especialmente adolescentes, determinar cuánto tiempo puede tomarles parar si el vehículo que está frente a ellos frena en seco.

2. Enviar Mensajes al Conducir

Cada vez más, el error más mortífero que tanto los adolescentes como los adultos cometen es el envío de mensajes o el uso de su teléfono para otras cosas mientras conducen. Hasta un vistazo rápido de cinco segundos a la última actualización del estado de tus mejores amigos puede tener consecuencias fatales. En esos cinco segundos, cualquier cosa puede ocurrir: un carro estacionado puede moverse frente a usted, un peatón o un ciclista podría cruzar asumiendo que usted lo está viendo y le cederá el paso, una pelota podría salir rebotando de un jardín seguida de un niño. Si se desplaza a 55 millas por hora, en cinco segundos usted podría haber recorrido la longitud completa de un campo de fútbol profesional.

3. No Poner Atención 100% del Tiempo

Al igual que el envío de mensajes al conducir, el no poner atención a lo que está directamente frente a usted en todo momento también puede ocasionar accidentes y lesiones y constituye uno de los problemas más significativos para los conductores principiantes. Mientras está al volante, es muy importante poner atención en todo momento a lo que ocurre en la carretera. Comer, maquillarse o conversar con sus pasajeros constituyen ejemplos de este tipo de distracción al conducir. Al momento de cambiar de carril y de estacionarse en paralelo, ponga mucha atención a los ángulos muertos que dificultan ver las áreas alrededor de su vehículo.

4. Comportamiento Impulsivo

Con frecuencia, los adolescentes son impulsivos y tienden más a tomar riesgos peligrosos en comparación con los adultos. A menudo, este comportamiento se extiende a la forma en que se comportan al volante.  En lugar de disminuir la velocidad hasta pararse por completo en una luz amarilla, es posible que ellos terminen acelerando, ignorando las señales de tránsito o hasta saltándose completamente el semáforo en rojo.

5. No Usar el Cinturón de Seguridad

La falta de uso del cinturón de seguridad no sólo es ilegal, sino que puede tener consecuencias fatales si la persona se ve involucrada en un accidente automovilístico. Los cinturones de seguridad salvan vidas, así que es importante asegurarse de que su adolescente siempre lo use mientras conduce.

6. Adopción de los Malos Hábitos de Sus Padres Mientras Conducen

Seamos honestos, algunos adultos no siguen las reglas de la carretera al pie de la letra. Imitar los malos hábitos de sus padres constituye un error común que los adolescentes cometen. Esto se puede extender a sus clases de manejo y cuando conducen en el mundo real, con consecuencias potencialmente perjudiciales.

7. No Adaptar Su Comportamiento Mientras Conduce a las Condiciones Climáticas

La tecnología en los vehículos modernos ofrece un viaje más seguro con sistemas avanzados de frenos anti bloqueantes, tracción en las cuatro ruedas y otras características. Habiendo dicho esto, aún se requieren ciertas habilidades, particularmente en Nueva Inglaterra, para conducir en condiciones de mal tiempo. Esto incluye la capacidad de detectar y adaptar la forma en que conduce en las superficies resbaladizas, ajustar la dirección adecuadamente si se empieza a colear o hasta simplemente salir de un puesto de estacionamiento durante una tormenta de nieve. Uno de los errores más grandes que cometen los conductores jóvenes es asumir que el vehículo que están conduciendo operará de la misma manera sin importar las condiciones climáticas.

Como padre, es completamente normal estar preocupado con la idea de que su adolescente está conduciendo, después de todo estamos hablando de una persona joven responsable de controlar una pieza de maquinaria de varias toneladas mientras se mueve a velocidades posiblemente altas. Usted puede cumplir con su parte educando a su conductor joven sobre los peligros de incumplir las reglas de la carretera.

Con oficinas en Chelsea y Salem, Massachusetts, Spada Law Group ofrece una representación legal de la calidad de Boston sin tener que ir a la ciudad, con estacionamiento en su local gratis o validado. Estamos aquí para responder cualquier pregunta que tenga. Llame a Spada Law Group hoy mismo al 617-889-5000 para discutir su situación. La consulta es gratis y no hay ninguna obligación de contratarnos. Estamos abiertos de lunes a viernes de 9 a.m. a 5 p.m.
Be the first to comment!
Post a Comment