Usted ya las ha visto, esa hilera de bicicletas alineadas al final de una cuadra o esas bicicletas de color amarillo vivo y verde vivo paradas, recostadas y hasta tiradas indistintamente en su vecindario. Quizás usted se haya tropezado con una de ellas mientras caminaba en la acera. Alredor del estado, los programas de bicicletas compartidas se han hecho cada vez más populares. Las compañías como Ofo, Ant, Lime Bike y Spin han puesto miles de bicicletas en las ciudades y suburbios de Massachusetts. Ahora que compañías privadas están alquilando estas bicicletas a bajo costo, estas se están apoderando de las calles. La presencia de más bicicletas en las calles implica una mayor probabilidad de accidentes de bicicletas.

Cómo Funciona

Normalmente, hay dos tipos principales de programas de bicicletas compartidas:

Sin anclaje (dock-less) o libres: Hay varias compañías de bicicletas compartidas sin anclaje y, si bien es cierto que cada servicio ofrece características diferentes, todas funcionan de una manera similar. No requieren los seguros o estaciones de anclaje usuales porque se aseguran y se liberan electrónicamente usando una aplicación en un teléfono inteligente. Usted descarga una aplicación, ubica una bicicleta en su área usando un mapa, coloca su información de tarjeta de crédito, el freno de la bicicleta se libera y usted sale pagando su viaje por hora. Cuando termine su viaje, usted estaciona su bicicleta en su destino y la asegura nuevamente con su teléfono inteligente.
Con Anclaje o Estación: Las características específicas varían de ciudad en ciudad, pero el formato básico es el mismo: las bicicletas están disponibles de manera gratuita o por una tarifa nominal en las estaciones alrededor de la ciudad al pasar rápidamente la tarjeta de crédito o débito en la misma estación en lugar de usar una aplicación.  Algunas veces estos programas están patrocinados por una compañía, como Citibank, y han ayudado a turistas y residentes locales a disfrutar de montar en bicicleta y explorar nuevos lugares alrededor del país.

Informaciones Interesantes sobre el Sistema de Bicicletas Compartidas

  • En el 2017, el número de bicicletas compartidas disponibles para alquiler en los Estados Unidos se incrementó más del doble de 42,500 a más de 100,000 para el final del año.
  • El número total anual de viajes en bicicletas compartidas aumentó a 35 millones en el 2017.
  • Anualmente, Cambridge, Somerville y Boston se ubican regularmente dentro de las primeras 20 ciudades de los Estados Unidos que viajan en bicicleta.

Las bicicletas compartidas tienen una gran ventaja. Pueden incrementar el turismo, reducir el impacto medioambiental de los usuarios y permitir que los ciclistas se ejerciten y disfruten de estar al aire libre. Sin embargo, hay peligros asociados con estos programas — quizás más que en otras formas de montar bicicleta. Es posible que la expresión “es como montar bicicleta” no se aplique a usted dependiendo de cuándo fue la última vez que montó bicicleta. Es cierto, es posible que la mayoría de su balance, coordinación y entendimiento de cómo frenar aún esté ahí, pero las calles a las que usted estaba acostumbrado hace años han cambiado drásticamente. Es necesario estar pendiente de muchas cosas más y hay más conductores distraídos en las calles que nunca.

Mantenimiento y Seguridad de Bicicletas Compartidas

Con el sistema de bicicletas compartidas, es posible que las bicicletas no reciban mantenimiento de la misma manera que lo recibiría típicamente una bicicleta privada. Cuando usted se monta en una bicicleta de un programa compartido, no podrá saber cuándo fue la última vez que le echaron aire a las gomas, que lubricaron el engranaje, que revisaron las cadenas y frenos o que realizaron cualquier otro mantenimiento de rutina. Si una bicicleta no recibe el mantenimiento adecuado, se podría ocasionar un accidente si explota la goma, se rompe la cadena o fallan los frenos.

Una cosa muy importante que debe tenerse presente es que los programas de bicicletas compartidas no proporcionan ningún equipo de seguridad, como los cascos. Si usted no usa un casco al montar una bicicleta, podría tener lesiones graves si resulta involucrado en un accidente. Si planifica usar una bicicleta de un programa de bicicletas compartidas, la opción inteligente es llevar su propio casco para reducir el riesgo de sufrir lesiones cerebrales traumáticas y otros problemas médicos graves si se accidenta.

Cuando termine su viaje, ponga de su parte para que el programa de bicicletas compartidas sea seguro y conveniente.

  • Estacione la bicicleta en forma erguida, en su pata de cabra, en la parte donde se ubica el paisajismo/accesorios de las aceras (la parte de la acera con árboles, postes y otros elementos fijos), siempre y cuando ese espacio sea lo suficientemente ancho para acomodar una bicicleta.
  • Deje suficiente espacio para que pasen los peatones.
  • No se estacione en las esquinas, accesos de vehículos o rampas para personas discapacitadas.
  • No obstruya el acceso a edificios, bancas, estaciones para el pago de estacionamiento, paradas de autobús, hidrantes, etc.
  • Sea cortés con los demás—no se estacione en el camino de otra persona y no esconda la bicicleta en un lugar donde el próximo usuario no tendría acceso.

Comuníquese con Spada Law Group, Un Abogado Especializado en Accidentes de Bicicletas Compartidas en Massachusetts

Si usted ha resultado lesionado en un accidente de bicicleta — ya sea a través de un programa de bicicletas compartidas o en su propia bicicleta — puede que usted tenga derecho a recibir una compensación. Un abogado especializado en accidentes de bicicleta con experiencia puede ayudarlo a recuperar el dinero que usted se merece por sus pérdidas. Comuníquese con Spada Law Group hoy mismo para recibir una evaluación gratis de su caso. Con oficinas en Chelsea y Salem, Massachusetts, Spada Law Group ofrece una representación legal de la calidad de Boston sin tener que ir a la ciudad, con estacionamiento en su local gratis o validado. Estamos aquí para responder cualquier pregunta que tenga. Llame a Spada Law Group hoy mismo al 617-889-5000 para discutir su situación. La consulta es gratis y no hay ninguna obligación de contratarnos. Estamos abiertos de lunes a viernes de 9 a.m. a 5 p.m.

Be the first to comment!
Post a Comment